lunes, 2 de diciembre de 2013

LA AMENAZA SOBRE NUESTRAS CABEZAS SE LLAMA.. BASURA ESPACIAL... SOMOS ASÍ DE LIMPIOS!!!

Cuando hablamos de satélites, de su gran número; guerra espacial y otras cuestiones que parecen a corto plazo, serán una realidad, nos olvidamos de una cuestión mucho más peligrosa en si e importante:
La enorme cantidad de basura espacial que nos orbita. Trozos pequeños, grandes, de todos los colores, forman una nube que pone en peligro muchas actividades futuras.
Para ello baste suponer que un trozo del tamaño de una tuerca orbitando nuestro planeta puede colisionar con un satélite de telcomunicaciones o culaquier otro como una bala de cañón debido a la enorme velocidad de rotación.
No digamos ya, si esa colisión afecta a futuro armamento desplegado en el espacio. El problema es de tal magnitud que ahora lo prioritario es como solucionar la "recogida". Muchas misiones, muchos proyectos de "vacaciones en la luna", muchas gaitas en definitiva; pero quien hace de basurero???. Esa es la cuestión.

                                          Basura espacial de la órbita terrestre: real como la vida misma

Se le llama basura espacial o chatarra espacial a cualquier objeto artificial sin utilidad que orbita la Tierra. Se compone de cosas tan variadas como grandes restos de cohetes y satélites viejos, restos de explosiones, o restos de componentes de cohetes como polvo y pequeñas partículas de pintura. La basura espacial se ha convertido en una preocupación cada vez mayor en estos últimos años, puesto que las colisiones a velocidades orbitales pueden ser altamente perjudiciales para los satélites de funcionamiento y pueden también producir aún más basura espacial en un proceso llamado Síndrome de Kessler. La Estación Espacial Internacional está blindada para atenuar los daños debido a este peligro.



viernes, 22 de noviembre de 2013

SUPERVOLCANES. CUANDO LA AMENAZA VIENE DEL INTERIOR DE NUESTRO PROPIO MUNDO


Tal cual se muestra en PLANETA EN PELIGRO un blog sensacional que os invito a conocer. Un blog que aunque poco prolífico, posee post sensacionales sobre ecología y bastantes de ellos muy muy buenos.


SUPERVOLCANES: PUEDE QUE LA MAYOR AMENAZA A NUESTRA SUPERVIVENCIA SEA ESTA

Puede que la amenaza más grande a la que la humanidad pueda enfrentarse este en el interior de nuestra corteza terrestre. Los SUPERVOLCANES no se ven pero están ahí, latentes y esperando.



¿Pero esperando, que? Pues puede que la más mínima alteración en su equilibrio (unas perforaciones innecesarias que serían algo así como pinchar un globo a punto de estallar) o por ejemplo una tormenta geomagnética (tormenta solar) que interaccionara con la enorme cantidad de magma que estos albergan y que por cierto (existen teorías que corroboran esta posibilidad) no está lejos de la superficie.


Supervolcán es un término que se refiere a un tipo de volcán que produce las mayores y más voluminosas erupciones de la Tierra. La explosividad real de estas erupciones varía, si bien el volumen de magma erupcionado es suficiente en cada caso para alterar radicalmente el paisaje circundante, e incluso para alterar el clima global durante años, con un efecto cataclísmico para la vida, similar al que pudiera tener un invierno nuclear.


El término fue acuñado en el año 2000 por los productores del programa de divulgación científica Horizon de la cadena televisiva BBC, para referirse específicamente a este tipo de erupciones. Esta investigación dio a conocer el tema ante el público no especializado, permitiendo así otros estudios en la misma línea referentes a los posibles efectos de los supervolcanes.


En principio, supervolcán no es un término técnico usado en vulcanología, aunque ya desde el año 2003 ha sido empleado en varios artículos. Aunque no hay definido un tamaño mínimo para un supervolcán, hay al menos dos tipos de erupciones volcánicas que pueden ser identificadas con supervolcanes: erupciones masivas y grandes provincias ígneas.



Comparativamente, un supervolcán puede ser considerado como tal cuando en una sola erupción expulsa más de 50 veces la cantidad de material que expulsó el Krakatoa.
Pero un supervolcan no se trata de un volcán grande, la principal diferencia entre estos es que el supervolcan no se ve, se trata de una acumulación subterránea de magma. Lo que ocurre es que al no poder liberar presión por estar bajo tierra, el magma va acumulándose, "inflando" el terreno, aumentando la presión espectacularmente hasta que estalla. Se sabe que en el supervolcán de Yellowstone, explosiones anteriores lanzaron rocas de tamaño considerable que podría llegar desde América hasta Europa.


Puede que este fuese el verdadero causante de extinciones masivas como la de los grandes saurios. Lo cierto es que tales cantidades de cenizas en la atmósfera, provocarían algo (sino igual) al famoso invierno nuclear. 
Es decir, tendríamos que esperar a que las cosas volviesen a su cauce, estos materiales desapareciesen y pudiésemos volver a ver el sol. O sea... ANIQUILACIÓN.

EXTRAIDO DE 

PLANETA EN PELIGRO 

Entradas populares