miércoles, 17 de abril de 2013

EN 1987 EL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS RONALD REAGAN, RECIBIÓ ESTA CARTA DENUNCIANDO EL FENÓMENO OVNI






Quizás sea el documento gráfico que mas claro pone de manifiesto la existencia del fenómeno. La carta, extensa y detallada, la iremos reproduciendo en su totalidad.



Carta del grupo “JUSTICIA PARA EL PERSONAL MILITAR” (JMP) al presidente Ronald Reagan.
(Se envió una copia a los miembros del congreso y la prensa)

4 de diciembre de 1987

PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS
La Casa Blanca
1600 Pennsylvania Avenue
Washington DC 20500

Querido SR. Presidente:

La CIA se esta burlando de nuestra constitución. Nuestros representantes y senadores no tienen ni idea de lo que los militares hemos hecho y continuamos haciendo, por que la CIA ha decidido que ellos no tienen necesidad de saberlo.
Por tanto, el grupo JMP le pide a Vd. Sr. Presidente, que emita una orden ejecutiva que obligue tanto a los militares como al personal del gobierno, activos o retirados, que tengan algún conocimiento sobre el asunto OVNI, que testifiquen con total impunidad ante un comité especial del congreso.
La CIA no podrá objetar nada, puesto que según ella los OVNIS no existen. El encubrimiento que se ha estado llevando a cabo sobre este asunto, no tiene porqué escudarse en la seguridad nacional. Tiene que terminarse porque esta minando la moral militar.
Nuestro grupo, JMP, está formado por personal militar retirado que trabajó bajo ordenes de la agencia en el encubrimiento del fenómeno. Amparándonos en la seguridad nacional nosotros colaboramos intencionadamente en el engaño de los ciudadanos de nuestra nación y manipulamos a la prensa, tribunales de justicia y a la mayoría de políticos.

El encubrimiento OVNI que lleva a cabo la CIA se está haciendo contra los intereses del pueblo americano y no contra nuestros potenciales enemigos. Ellos insisten en que el encubrimiento ha de ser mantenido a toda costa, porque de otra manera todo el armamento militar sería inefectivo.
Pero, mientras la URSS tiene una ciudad entera dedicada a la investigación OVNI, la CIA sostiene que cuando se refiera la intervención militar al asunto OVNI, el personal podría desobedecer sus órdenes.
Por ejemplo, durante la guerra del Vietnam, los pilotos se negaban a obedecer cuando se les ordenaba atacar estos objetos. Como los accidentes fatales relaccionados con este fenómenos son relativamente escasos (excepto Vietnam), prefieren continuar con su telón.
La NSA, NASA, CIA, RAND y los asociados con AFOSI, nos han informado de que los OVNIS tienen orígenes diversos. Algunos de ellos son de civilizaciones miles de años más avanzadas que la nuestra. La mayor parte de lo que a ellos se refiere, sus motivos y sus actuaciones son incomprensibles para nosotros. Poco es lo que podemos hacer para protegernos de ellos. La Fuerza Aérea está totalmente desprovista de recursos para efrentarse a estas situaciones, dada la increible capacidad de vuelo de estos aparatos.
CIA y PENTÁGONO están asombrados de la capacidad que tienen para distorsionar el funcionamiento electrónico de los aparatos de aire y tierra, inutilizando los sistemas de control de armamento.
La CIA, se ha propuesto cueste lo que cueste, conseguir reproducir el sistema de propulsión de los OVNIS. Esto quiere decir que en ocasiones se han sacrificado vidas de pilotos tratando de perseguir y capturar alguno de ellos para ver su funcionamiento.

La RAND dice que no hace falta dar explicaciones, porque hechos como los de 1952, cuando gran cantidad de ellos sobrevolaron Washintong y la Casa Blanca, no van a volver a repetirse. En cambio, NORAD, al igual que muchos de nosotros en las Fuerzas Armadas, nos oponemos a seguir con el encubrimiento , señalándole posible pánico colectivo se vuelve a repetirse lo de 1952.

Creemos que ya han muerto demasiados militares como resultado, de no haber sido convenientemente informados acerca de la existencia OVNI. Y es hora de decirle a nuestras Fuerzas Armadas la verdad. Es un crimen continuar usando como conejos de indias al personal militar.

CRIMENES QUE HEMOS COMETIDO PRESIONADOS POR LA CIA.
Hace cuarenta años, el encubrimiento se reducía a unos pocos indivíduos dentro de la cúpula militar y el gobierno. Pero hoy son ya muchos los militares, que están afectados o envueltos en el. Esta política engañosa de la CIA, está creando resentimiento entre nosotros, porque se nos han dado órdenes que son contra la Ley, contra nuestros compañeros militares y contra nuestra nación.
Nuestro grupo está esperando el permiso para testificar.
He aquí unos pocos ejemplos de las actividades engañosas que tuvimos que realizar, mientras estábamos en servicio activo:


- Les dimos órdenes a muchos pilotos para que disparasen contra los ovnis con la intención de derribar alguno para estudiarlo. Esto trajo como consecuencia, en algunos casos, la explosión del avión y la muerte de sus pilotos o su instantánea “desaparición” junto con la del objeto. Da la impresión que los OVNIS monitorizan cada una de las acciones de nuestros pilotos. Hemos analizado cientos de fotos de OVNIS y tenemos la impresión de que algunos se mueven por control remoto.

- Hemos hecho callar tajantemente a los pilotos que dicen haber visto ovnis y no les permitimos que hablen de ello, ni entre ellos mismos.

- Hemos interrogado, intimidado y hostigado al personal de tierra que dice haber visto ovnis hasta convencerlos (exceptuando pilotos y astronautas) de que ellos no vieron nada. Les hemos atemorizado con la amenaza de largas sentencias de cárcel, si le contaban a alguien lo que habían visto. Les hemos trasladado sin sus familias a bases lejanas en el mundo entero, de modo que, aunque hablasen, nadie les iba a creer. Hemos encerrado a algunos en instituciones para enfermos mentales. Les hemos encarcelado, destruido sus carreras y hemos hecho todo lo posible por intimidar a los testigos de los OVNIS, llenándolos de miedo.

- Hemos distribuido información fraudulenta valiéndonos para ello de los portavoces militares del gobierno, lo mismo que de científicos, para desacreditar todos los avistamientos públicos de ovnis.

- Hemos forzado a la NASA, la FAA y otras agencias gubernamentales a que siguiesen las pautas marcadas por la CIA.

- Hemos violado el Acta de Libertad de Información, al ocultar documentos a los que los solicitantes tenían derecho.

- Hemos desacreditado a los pilotos civiles que afirmaban públicamente haber visto objetos y hemos forzado a sus compañías para que los hiciesen callar.

- Cuando los pilotos civiles en todo el mundo, decían que habían perdido temporalmente el mando de la nave en presencia de un OVNI, nosotros nunca lo confirmábamos, a pesar de que era cierto.

- Hemos destruido sin misericordia la reputación de muchos extraordinarios ciudadanos que se atrevieron a sostener que habían visto ovnis, cuando sabíamos que decían la verdad, ya que nosotros mismos los habíamos visto en el radar.

- Hemos silenciado a congresistas y senadores que pedían información para sus representados. Estos congresistas son ahora socios silenciosos en este encubrimiento y por tanto, responsables directos de todos los crímenes que nosotros cometemos.

Entradas populares