jueves, 9 de mayo de 2013

UNA AGUJERO NEGRO EN EL CENTRO DE NUESTRA GALAXIA: UN RECORDATORIO DE LO PEQUEÑITOS E INSIGNIFICANTES QUE SOMOS

A principios de la década pasada la NASA hacía oficial el descubrimiento de un gran agujero negro en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. La noticia espectacular confirmó lo que los científicos sospechaban desde hacia décadas.
Pero la sorpresa dejó paso a la intranquilidad e incomprensión. Extraño, errático y amenazante parece observarnos desde su lejanía.

Un agujero negro es un objeto tan masivo y tan compacto a la vez que ni siquiera la misma luz puede escapar a su exorbitante gravedad. Por décadas, los científicos han argumentado que las estrellas gigantes (aquellas cuya masa es al menos 10 veces más grande que la de nuestro Sol) normalmente tienden a concluir sus vidas como supernovas -- explosiones catastróficas que dispersan materia a años luz de distancia a través del espacio interestelar, dejando atrás solamente un residuo denso de la estrella original. Si el residuo excede unas 3 masas solares, se convertirá en un agujero negro.

Aquí tienes el post original: AQUÍ LA NOTICIA OFICIAL DEL DESCUBRIMIENTO



Y es que ante estas "cosillas" el ser humano adquiere la condición de insignificante insecto de corto ciclo. Papel por cierto que nos viene al pelo a escala universal. Ahora en vez de uno imagínate dos. ¿Que ocurriría?
¿Que escenario dantesco surgiría de un choque dos monstruos de tal naturaleza?Un vídeo muy logrado.Ya verás.

Entradas populares